Skip to content
Contra Punteo

Ucranianos siguen soportando el bombardeo, días sin luz ni calefacción

6 de marzo de 2022

Cinco días después, más de un millón de ucranianos siguen soportando el bombardeo de la ciudad, sin electricidad, sin calefacción, y ahora se ha intensificado el suministro de agua.

Las evacuaciones en la ciudad portuaria y la ciudad sureña de Vornovaha también estaban en condiciones críticas el sábado, y Kiev y Moscú solo acordaron un alto el fuego por unas horas después de que no se logró una tregua. El Gobierno ucraniano ha acusado al Kremlin de bombardear la zona, que fue establecida como corredor humanitario para la salida de civiles y la entrada de material médico y medicinas, y de utilizar "artillería pesada y cohetes" contra Mariupol, que Rusia está ansiosa por atacar. conquistar.

Mientras, miles de personas siguen atrapadas bajo los bombardeos en una situación desesperada.

Los expertos ya dudan de que Rusia esté cumpliendo con la medida. También advirtieron que un alto el fuego podría beneficiar a Rusia, que podría usarlo para reagruparse, reabastecerse y lanzar una ofensiva violenta para capturar Mariupol, de importancia industrial y estratégica, después de que la mayoría de los civiles se fueran. El Mar de Azov avanza en su plan para crear un corredor desde Crimea y Donbass, la península ucraniana que anexó ilegalmente en 2014.

Cientos de personas se habían reunido en los puntos de recogida de Mariupol para montar en vehículos y autobuses habilitados para salir a través de los corredores humanitarios el sábado cuando estallaron nuevos ataques rusos, aseguró el alcalde de la ciudad, Vadim Boichenko, de donde necesitan salir unas 200.000 personas. “Valoramos la vida de cada habitante de Mariupol y no podemos arriesgarnos, por eso detuvimos la evacuación”, afirmó a la televisión local.

MSF, que cuenta con personal en la zona, advirtió que la situación en ambas ciudades era crítica. “Ayer recogimos nieve y agua de lluvia para beber. Hoy tratamos de sacar agua en la distribución, pero había mucha gente en la fila”, dijo uno de los trabajadores en una nota. "No hay medicina en la farmacia", advirtió. Christine Jamet, directora de operaciones de la ONG veterana, pidió que se reanuden las evacuaciones. "Las personas que buscan seguridad deben poder llegar a la seguridad sin temor a verse afectadas por la violencia", dijo. Solo 400 personas pudieron salir de las dos ciudades el sábado por la mañana.