Skip to content
Contra Punteo

Lindor, Báez y Berríos tres peloteros boricuas mejores pagados en las Grandes Ligas en 2021

PUERTO RICO.- Un diluvio de millones de dólares cayó en este año, que está a días de culminar, sobre las cabezas de los peloteros Francisco Lindor, Javier Baez y José Berrios, haciendo historia para el béisbol puertorriqueño en las Grandes Ligas.

Las extensiones contractuales de Lindor con los Mets de Nueva York por 10 años y $341 millones; y de Berríos con los Blue Jays de Toronto por $131 millones y siete temporadas, más los $140 millones por seis años de Báez con los Tigers de Detriot en su primera aparición en la agencia libre son, hasta la fecha, los mejores contratos otorgados a boricuas en su historia en las Mayores.

Relegado al cuarto lugar quedó el acuerdo de $119 millones del retirado jardinero Carlos Beltrán con los Mets por siete años en 2005; y al quinto puesto los $87.5 millones otorgados en 1998 al otrora guardabosques Bernie Williams por los Yankees de Nueva York.

Los megacontratos conseguidos por Lindor, Báez y Berríos amplifican la motivación de la juventud puertorriqueña que busca emular a dicha cepa en el futuro, acuerdos que eran de esperarse por la calidad que presentan ambos campocortos y el lanzador derecho en el terreno desde que debutaron a mediados de la década pasada en el circo grande, opinó Edwin Rodríguez, exdirigente de Grandes Ligas y ahora nuevo mentor de los Leones de Ponce, franquicia que regresa a la pelota invernal para el torneo 2022-23.

“Dudo que hayamos tenido en un mismo año esas firmas tan significativas de peloteros boricuas. Y eso se proyectaba. No había que ser un experto para proyectar lo que venía en el futuro. Era cuestión que se mantuvieran saludables. En el 2013, cuando se jugó el Clásico (Mundial de Béisbol), esos muchachos estaban en clase A, en la rookie, y ya se proyectaban que iban a ser estrellas de Grandes Ligas. En 2017 ya estaban establecidos”, dijo Rodríguez, quien dirigió al trío en el último Clásico hace cuatro años.

“Esas motivaciones van por etapa. Primero, los muchachos jóvenes ven a estas figuras estableciéndose en las Grandes Ligas y dicen “yo quiero ser como ellos” tanto en el terreno de juego como en la etapa del negocio. Todo eso va desarrollándose. No solo es una motivación para los jugadores, también para los padres y entrenadores. Los motiva muchísimo”, agregó.

Lindor, de 28 años, fue cambiado el pasado enero de los Indians (ahora Guardians) a los Mets luego de convertirse en titular en Cleveland durante seis temporadas. La selección de primera ronda 2011 primero acordó unos 22.3 millones con los Mets en su último año de elegibilidad de arbitraje antes de la extensión lucrativa en marzo, convirtiéndose en el atleta boricua mejor pagado en la historia deportiva. También, es el más grande jamás realizado para un siore, ya que supera el de 14 años y $340 millones de Fernando Tatis Jr. con San Diego, firmado en febrero.

Solo el contrato de 12 años y $426.5 millones de Mike Trout con los Angels de Los Ángeles, y el de 12 años y $365 millones de Mookie Betts con los Dodgers de Los Ángeles, superan el de Lindor.

Báez, por su parte, fue canjeado de los Cubs de Chicago, con quienes ganó la Serie Mundial en 2016, a los Mets a finales de julio. “El Mago”, también selección de primera ronda en 2011 venía de ganar $11.6 millones en su último año de arbitraje. Un día antes de comenzar el paro laboral el 1 de diciembre, el Guante de Oro de 2020 en la Liga Nacional llegó al acuerdo con los Tigers, mudándose a la Liga Americana. La firma permitirá al bayamonés devengar un salario promedio anual de $23.3 millones.

Berríos, también canjeado en la fecha límite el pasado julio, llegó de Minnesota a los Blue Jays de Toronto, donde dirige el también boricua Charlie Montoyo. El derecho obvió la agencia libre para convertirse en el lanzador boricua mejor pagado en la historia de las Mayores, superando los $54 millones por tres temporadas que firmó el ponceño Javier Vázquez con los Yankees de Nueva York de 2004 a 2007.

“Esto nos enorgullece. Nos demuestra que tenemos un talento fuera de liga en el béisbol, que es el deporte número uno en Puerto Rico. Estamos entre los primeros 10 peloteros en Grandes Ligas que nos representan con un orgullo espectacular. Y el que falta, quien es Carlos Correa.  Demuestra que el talento boricua sigue líder en las Grandes Ligas”, expresó Carlos Baerga, exsegunda base en MLB en los años 90.