Skip to content
Contra Punteo

Fuerte incidencia de Omicron obliga a Isabel II cancelar su gran comida de Navidad familiar

Cada año, y con el 2020 como excepción, la soberana británica junta a todos sus familiares para una gran comida un par de días antes de Navidad. Es una ocasión para ver llegar hasta el palacio a los miembros más famosos de la casa real, entre otros, pero también para que se sucedan las anécdotas. Pero, este año, la llegada de ómicron está afectando a los planes de Navidad de todas las familias del mundo, que ven cómo esta nueva y contagiosa variante del coronavirus permanece al acecho, con un número de infecciones cada vez más y más alto. , razón por lo que Isabel II ha cancelado su gran comida de Navidad en familia.

En Reino Unido la amenaza de la covid-19 es creciente, y solo el jueves se registraron más de 88.000 casos, una cuarta parte de ellos en Londres.

La propia soberana es la primera interesada en mantener estrictas precauciones. En esa reunión se juntan alrededor de 50 personas y, aunque las estancias del castillo de Windsor sean grandes, las distancias serían complicadas de mantener. Realizar el evento en el exterior tampoco parece una opción, con temperaturas que no superarán los seis grados centígrados.

En 2020, Isabel II suspendió la cena entre las fuertes restricciones de la pandemia, impuestas sobre todo por la incidencia de la variante Delta. 

El evento habría sido un momento importante para Isabel II y su familia, porque esta será la primera Navidad que la reina pase como viuda tras la muerte de su esposo. De hecho, en esa comida juntaría de nuevo y por primera vez a todos sus familiares cercanos tras el funeral del duque. Habrá que esperar a la misa de Navidad de Sandringham, el 25 de diciembre, para volver a ver a la mayor parte de la familia unida.

Si ya el año pasado los duques de Sussex no se juntaron con la familia de Enrique para celebrar las fiestas, este año no está en absoluto previsto que el matrimonio regrese a Reino Unido por Navidad, dadas las tensiones familiares crecientes del último año.

Fuente: El Pais.